fbpx

Sensores de CO2: El Fitness en tiempos de COVID

Escrito por Kyle Hepp

Mayo 26, 2021

El funcionamiento de los centros deportivos cambió. Eso es indudable. El gran problema actual es que no tenemos claridad de las reglas del juego que tendremos que afrontar en el futuro. Al menos a la fecha hay algunos indicios del camino que va tomando todo esto y que nos pueden dar luces de algunas iniciativas que privilegiar.

Los espacios bien ventilados son un nuevo estándar al que tendremos que acostumbrarnos. No cabe duda de que lo hace más incómodo, el clima en particular en Chile en esta época es bastante frío, pero estamos en una posición de “adáptate o muere”.

Hoy en día la normativa vigente habla de que un espacio abierto es aquel que tiene más del 50% de las murallas no cubiertas o que no posee techo Lo que sí vemos es que muchos estudios hablan de una menor probabilidad de contagio si tenemos medidas de distanciamiento en espacios al exterior. Por lo que generar esta condición se hace imperativo.

Si quieres saber más de BoxMagic, agenda tu demo hoy.

Existen algunos centros de entrenamiento que tienen la fortuna de tener espacios abiertos. Pero, ¿Qué pasa con aquellos que no tienen este diseño?

Sensores de CO2

Existe una solución (o al menos ayuda) para este problema, los sensores de CO2. Estos aparatos permiten monitorear la concentración de CO2 en una superficie y por lo tanto podemos extrapolar a la probabilidad de contagio.

¿Y porqué es esto? En simple, el CO2 es el aire que exhalamos, es decir, el aire que ya pasó por nuestro sistema respiratorio. Se puede, por lo tanto, inferir que, si la concentración de CO2 en un espacio es alta, la probabilidad de contagio también aumenta.

El nivel de CO2 del aire exterior es de 400 ppm (partes por millón). Un valor entre 500 y 700 ppm en interiores se considera aceptable. Sin embargo, en caso de llegar a los 800 ppm (Si en una habitación hay 800 partes por millón esto quiere decir que el 1% del aire que respiramos lo estamos respirando por segunda vez) es obligatorio ventilar la habitación para renovar el aire.

Si la concentración de CO2 en un cuarto sobrepasa las 1.000 ppm, esto indicaría que se ha realizado una mala ventilación, por lo que habría que ventilar al máximo y lo antes posible. Un espacio con buena ventilación debería tener un indicador menor a 700 PPM.

Muchos estudios hablan de una menor probabilidad de contagio si tenemos medidas de distanciamiento en espacios al exterior. Por lo que generar esta condición se hace imperativo.

En términos prácticos y para no quedarnos en la teoría compré un par de medidores de CO2 para probar en dos centros de entrenamiento. Uno está techado, pero casi sin paredes, el otro le quitamos el techo. En el primero, en medio de un entrenamiento con aproximadamente 15 personas (estábamos en fase 3) no subió de los 600 PPM.

En el segundo, que se encuentra sin techo, no superó los 500 PPM. En la cafetería que está en uno de los locales colocamos el sensor, mientras había sólo una persona dentro del local (espacio de no más de 50 m2) con todo cerrado subió en minutos a los 1.500 PPM, al abrir ventanas cruzadas y ventilar, a los 10 minutos bajaba a 350 PPM.

Lamentablemente estos sensores no se han incluido dentro de las normativas, no obstante, permiten tomar mejores decisiones de ventilación y nos ayudan a que nuestros alumnos entrenen en lugares más seguros.

En BoxMagic queremos ayudar que todos los centros de entrenamiento vuelvan a abrir, puedan funcionar y que juntos volvamos a disfrutar del deporte y actividad física

Agenda tu demo gratuita hoy mismo.

También puede que te guste…

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *